Pular para o conteúdo
ESPAÑOL

Convención constitucional en Chile a dos meses de su instalación

Raul Devia Ilabaca, Chile

www.jpereira.net info@jpereira.net

Chile sigue realizando su tarea pendiente en Latinoamérica, tener una constitución surgida desde los territorios, los movimientos sociales y la votación popular, debemos recordar que Chile a casi 50 años del Golpe Militar de 1973, que derroco a Salvador Allende G., a 40 años de la imposición a sangre y fuego de la Constitución de la dictadura de 1980, a 30 años del Plebiscito del año 1988 y la transición democrática pactada con el régimen dictatorial de Pinochet, luego de muchas luchas estudiantiles, regionales, sectoriales, surge el estallido y rebelión popular de octubre de 2019, que la Institucionalidad  del Estado ejecutivo, congreso, policías y poder judicial, sobre pasados por las manifestaciones populares, comprende que no puede sostener el statu quo y recurre a la reacción Democrática.

Se inicia así, un proceso para la creación de una nueva Constitución Política de la República de Chile, con un Plebiscito de entrada en que el “apruebo una nueva constitución” gana con el 80% de la votación en octubre de 2020, en mayo de 2021 se eligen los convencionales constituyentes, con paridad de género, escaños reservado para pueblos originarios y listas de independientes, logrando los pueblos de Chile, por primera vez en su historia entrar a definir su futuro constitucional en que las fuerzas populares obtienen una gran victoria dejando a la derecha política defensora de la constitución pinochetista con tan solo un 20% de los constituyentes, expresión minoritaria, lo que augura transformaciones profundas al modelo chileno. 

De esta forma el día 4 de julio de 2021, se instala la constituyente la que ha sufrido una seria de obstáculos burocráticos por parte del Gobierno y el bloqueo del sector minoritario de la bancada de la derecha y el rechazo, nominando una Secretaria Técnica de enlace con la Mesa Directiva de la constituyente, que por ineficiencias e inoperancia han renunciado de los dos primeros encargados de ella y ya se va en un tercer nombramiento del Ministerio Secretaria General de La presidencia.

“Descentralizada y Simultánea”. Esa fue la consigna de la primera Cuenta Pública de la Convención Constitucional, en la que se hizo un repaso por los resultados obtenidos tras dos meses de trabajo. 

La Presidenta de la instancia, Elisa Loncon,(Electa por el Pueblo Originario Mapuche) desde la comunidad Inche Ta ñi Mapu, en Talca, valoró esta actividad, la que a su juicio significa un fortalecimiento del trabajo de la Convención. “Tuvimos muchas dificultades que entorpecieron el trabajo en un inicio, pero ya lo hemos superado”, señaló. Ahora “va a depender del pleno que nosotros sigamos”, agregó la titular de la Convención Constitucional, sobre la continuidad o no de la actual mesa directiva, considerando que se planteó tener una mesa rotativa.

 Por su parte el vicepresidente Jaime Bassa ( Electo por Frente Amplio), quien hizo lo propio desde la Plaza Simón Bolívar, en Viña del Mar, destacó los avances que se lograron durante este tiempo, donde el último mes funcionaron las distintas comisiones que se conformaron durante el primer mes de funcionamiento. “En estos dos meses hemos logrado poner en movimiento a un órgano que no existía (…) En un mes creamos los órganos y en el mes siguiente esos órganos funcionaron”, comentó Bassa, sosteniendo que con esto se demostró que son capaces de realizar el trabajo para el que fueron encomendados.

Algunos resultados de las primeras sesiones fueron la creación y funcionamiento de ocho comisiones transitorias, con sus respectivas subcomisiones, donde, entre otras cosas, generaron sus propuestas para el Reglamento interno de la Convención Constitucional Se creó la Mesa Directiva Ampliada con 7 vicepresidencias adjuntas, se votaron las normas mínimas de funcionamiento (periodo previo al Reglamento) y se aprobó el “Protocolo Covid”.

Además, se logró la aprobación de la declaración sobre los denominados presos de la revuelta y la conformación del Comité Externo de Asignaciones (actualmente funcionando).

Respecto a las proyecciones para el mes de septiembre, la Cuenta Pública de la Convención afirma que se consolidará el trabajo desde las comisiones para generar en el menor tiempo presupuestado el reglamento de funcionamiento de la Convención.

“Gracias a un arduo trabajo de las comisiones, asesores/as y funcionarios/as, durante el mes de septiembre estaremos realizando el trabajo de deliberación, armonización y votación del Reglamento de la Convención, lo que nos permitirá ya pasar a una segunda etapa de este proceso constituyente que consiste en el trabajo propio de los contenidos para una nueva Constitución”

En conclusión, podemos afirmar que el proceso constituyente avanza en Chile, con las dificultades que imponen aquellos acostumbrados a tener el poder, político económico y militar, que avizoran en un futuro cercano la perdida de sus privilegios de clase, frente a una constituyente plagada de constituyentes de diversos orígenes, que representan sin duda el deseo de transformaciones profundas, que entraran en la disputa por ellas, que además se apoya en la participación popular, mediante audiencias públicas y la propuesta de plebiscitos dirimente frente a conflictos al interior de la Convención, por ello con la esperanza que el conflicto de clase al interior de ella, saldrá de esas cuatro paredes a las calles y que con la movilización popular definiremos el nuevo Chile.

 

 

Marcado como:
América Latina / chile